¿Por qué los dedos se pegan al hielo?



Los hielos que sacamos del congelador se encuentran a una temperatura de unos 20 grados centígrados bajo cero. Cuando los tocamos, observamos que nuestros dedos se suelen quedar pegados a ellos. La escasa humedad que hay sobre la piel se congela instantáneamente cuando entra en contacto con ese pequeño bloque congelado y sólo el agua logrará despegarlos convenientemente.
Eso mismo ocurre, aunque de forma menos acusada, cuando tocamos una cubitera con hielos dentro. Y el efecto es mucho más evidente cuanto mejor conductor del calor sea el material con que ha sido fabricada esa cubitera. Es decir, los dedos quedan más pegados en una de metal que en otra, por ejemplo, de plástico, y en ésta más que en una de madera.
 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | LunarPages Coupon Code